Todas las fotografías sin crédito específicio son de mi propiedad. Por favor no utilizar sin autorización. Gracias



jueves, 4 de febrero de 2016

Vitrina no marques las horas




Como pasa a menudo me regalaron este... mueble? de origen dudoso
por si me servía y quería hacerle "algo"
Tenía cara de haber sido la caja de un reloj de pared




y que en algún momento
 lo transformaron en vitrina.




Después de pensarlo muy poco, decidí desarmar la parte del "techito" 
para que no se fuera tan alto y el aro de madera para sacarle la cara de reloj 
y lo mejor vino cuando empecé a lijar...




La primera idea había sido pintar todo de blanco o algún color clarito,
pero me gustó tanto lo que iba apareciendo que así quedó.




Le  agregué un tirador de cerámica y lo pinté de blanco por dentro 
para que le de claridad y poder usarlo de vitrina.




Ya está colgado en el showroom-taller y forma parte de una serie de
 pequeños cambios que hicimos con casi cero costo 
pero que le dan un aire renovado y pienso ir mostrando en próximas entradas.

Que espero sean pronto.         



jueves, 10 de diciembre de 2015

De maderas

Este año (fin de año) me copé trabajando con palets y maderas de descarte.
Es increíble los resultados que se pueden lograr tratando un poco
 esa madera que se ve tan fea, rústica, pinchuda y poco atractiva.

Así pasó el seminario navideño





una estrella XL ,



algún mini arbolito,



 carteles,


 cajoncitos, 


percheros



hasta que llegó el pedido de Silvia de un árbol "tamaño árbol" 
para decorar su showroom y poder colgar los productos de tela que hacen 




La verdad que fue un desafío el planteo y la ejecución,
 pero me encantó hacerlo




En la punta le agregué una estrella de madera 
porque lo veía como que le faltaba "algo",
y si, definitivamente le faltaba... una punta...




Tengo mil ideas dando vueltas en la cabeza para hacer, 
pero mínimo tiempo, ya que además de los pedidos y el trabajo habitual
estamos preparando además, cosas nuevas para las ferias en las que vamos a participar:
 Fuimos invitadas a sumarnos al "Lona day" que organiza el sitio "Ofelia feliz" en su relanzamiento junto con  la Municipalidad de Vicente López 
el próximo domingo 13 de diciembre  de 10 a 18hs en Paraná y el río- La Lucila.

Y el domingo 20 de diciembre es "Estilo Diseño Feria" en 
Mercedes 4002-  Villa Devoto de 15 a 21hs 


Te esperamos!


lunes, 2 de noviembre de 2015

El negro te disimula todo

Soy una convencida de que el negro estiliza, es elegante, 
queda bien en toda ocasión (el famoso vestidito negro es un ejemplo) y te combina con todo. 
Siempre me gustó el negro y cuando elijo ropa, aunque no quiera, 
casi siempre es mi primera opción. 





De ahí la decisión de volver negro a este banquito que la verdad,
 necesitaba un poco mucho de todo, limpiarlo, agregarle el travesaño que le faltaba
 y tratar de  sacar/tapar las manos de pintura horrible que tenía 
(rojo, verde feo, rosa "pior" y... plateado!!).






El negro lo cambió totalmente y como para darle un toquecito "swetty" 
me gustó simular una especie de carpetita en el centro. 





El negro tiene sus fanáticos y sus detractores; 
yo me incluyo en el primer grupo y el resultado en este banquito no me decepcionó.




Y vos, de qué lado estás?    

Nota: ya lo podés encontrar en la Tienda


martes, 13 de octubre de 2015

Escapada de Domingo

El domingo pasado, sanguchito del finde largo, 
nos levantamos temprano y aunque el día pintaba feo, 
rumbeamos hacia Chascomús.

Si bien está a poco más de 100km de Buenos Aires, no lo conocía;
solo parábamos a desayunar sobre la ruta, igual que lo hicimos esta vez en Atalaya;  
un clásico para mi y para muchos.
Recuerdo cuando era chica salíamos muy temprano, todavía de noche, 
hacia las vacaciones y al llegar allí desayunábamos las tradicionales 
mediaslunas con café con leche, y hoy, cada vez que voy, lo sigo haciendo.





Unos pasos más por la ruta y está la entrada a Chascomús.
Mi intención era recorrer el Casco Histórico y no me defraudó;
lo hicimos a pie hasta llegar a la laguna



(Catedral)


(La Casa de Casco y su esquina sin ochava)

 
Me gustó muchísimo, es tranquilo, cuidado, limpio e incluso, a pesar 
de la cercanía con la Capital, hay muchas casas sin rejas y con las puertas abiertas (!!)  
Y si bien por ser domingo, estaba todo cerrado se podía ver 
una zona céntrica bastante importante.



(La Casa de Casco fue la primera de dos pisos con escalera rebatible
 para proteger a la familia de un posible ataque de los indios)


(el patio de servicio y su glicina)




(esquinas detenidas en el tiempo)



(rejas ornamentales, óxido, hierro, moho)



(mayólicas)


Almorzar en algún parador o tomar mate a orillas de la laguna, placer total!



(laguna)


Y si estuviéramos en una primavera como la gente, mucho mejor!



 (laguna)

En definitiva, un paseo súper recomendable para una escapadita de uno o dos dias
con la intención de pasear, descansar, desenchufarse, comer 
 por supuesto para el que le guste, uno de sus mayores atractivos, pescar pejerrey.



Y vos, conocés?    


viernes, 3 de julio de 2015

Barritas de limón

Cada vez que programamos semis en el taller, creo que tienen más éxito los dulzores
 del momento del break que las técnicas y el trabajo final (!)

En este tiempo fueron pasando brownies bañados con chocolate, budín de nuez, 
cuadraditos de banana con chips de chocolate y el último hit: barritas de limón!

Así, pasar recetas por mail o mensajito se ha convertido en un
 "servicio post venta" con gran demanda, por lo que voy a compartir la receta 
por aquí también para el que guste gustar.






Batir 100gr de manteca blanda con 1/4 taza de azúcar impalpable (50gr) hasta que esté hecha una crema. 
Agregar 1/4 de taza de maicena (30gr) tamizada con 3/4 de taza de harina (90gr) y mezclar bien. 
Estirar suavemente (se rompe, es muy tierna) en la mesa enharinada y colocar en un molde cuadrado de 20x20cm aprox. enmantecado y enharinado. 
Cocinar en horno suave de 10 a 12´

Aparte, batir 2 huevos, agregar 3/4 taza de azúcar (150gr), jugo de 1 limón y ralladura; 1cda llena de maicena y 1/2 de harina tamizada; mezclar todo suavemente. 
Volcar la preparación sobre la masa precocida y volver al horno 15min más. 
Retirar del horno y espolvorear con azúcar impalpable.
Enfriar ligeramente antes de cortar las barritas.  




Estas barritas (o cuadraditos, como decidas cortarlos!) se caracterizan por tener
 una masa muy suave y una textura cremosa y liviana de limón,






Por último, una advertencia para deslindar responsabilidades:
 Son "demasiado" livianas, de esas que ni te das cuenta de cuántas finalmente comés;
por lo que no te las recomendaría que las elijas para acompañar 
la ansiedad del partido de mañana :)

Dicho esto, que gane al "mas mejor"
  




miércoles, 24 de junio de 2015

Un antes y después livianito

Después de un inicio de año bastante revolucionado por temas de salud
 que afortunadamente quedaron atrás, 
aparezco por aquí nuevamente sin promesa de continuidad :)



El tiempo que estuve obligadamente encerrada en casa después de la operación,
lo aproveché para atacar algunos pendientes livianos, entre ellos,
la puerta celosía (muy) barnizada del taller.
Hacía bastante tiempo que quería cambiarle el color pero como me pasa a menudo,
 me cuesta mucho pintar la buena madera (cedro paraguayo en este caso) 
de las cosas de casa o heredadas. 
Y además, de solo pensar en lijar para retirar el barniz, maderita por maderita, 
hacía como que me gustaba y listo!
No quería una "puerta blanca" quería una "puerta patinada de blanco".




Y usar el esmalte al agua fue la solución y el empujoncito 
para decidirme por varias razones: no necesitaba lijar, 
el hecho de que sea al agua  y no tuviera que luchar con thinner/aguarrás,  lo fácil de pasar,
 el alto poder cubritivo (con una mano y una de retoque fue suficiente),
 el acabado final impecable y lo más importante, me convenzo de que
 al no tener que retirar el barniz, la madera quedó protejida y no me martirizo
 con la idea de haber pintado una madera buena.




El puntapié inicial fue la "necesidad" de colgar este cartel enlozado de "taller" 
que conseguí y me encantó y que con la madera oscura no se lucía.
 Por último, le agregué un tirador de cerámica en azul y blanco haciendo juego con él.







Este sería "El antes y después..."




Mucho mejor, no?    



viernes, 13 de marzo de 2015

El chiringuito




Daba miles de vueltas para volver al blog 
pensando que tenía que escrbir "La entrada" para la ocasión. 
Cuando fui consciente de que ese momento no iba a llegar, decidí escribir 
lo que tuviera ganas cuando se presentara, 
así que después de haber hecho las previsiones del caso,
 lo que hoy tengo ganas de mostrar es un local hermoso que encontré durante mis vacaciones.
Es en Ilhabella, Brasil. Para el que no conoce Ilhabella, un lugar precioso. 




Tan colorido, típico, personal, paradisíaco y como si fuera poco,
 con este bolichito exactamente frente a la playa.
Un local de antiguedades enormemente tentador. 



Ubicadas estratégicamente y mezcladas entre el mobiliario de estilo, 
la vajilla, los relojes, esculturas, arañas inmensas. 






Todo impecable; los cristales, mármoles, porcelanas  y bronces relucientes,
 aún y a pesar de tener la arena y el mar enfrente y la vegetación tropical alrededor.

Creo que encontré mi lugar en el mundo




un chiringuito en una playa de Brasil.